Agua y Fuego.

enamorada de su isla

del mar..
del marinero.
él siempre entre sus aguas.
ella enredada en su fuego.

Perdida la mirada en el horizonte

entre azules,verdes,y bronces

donde los barcos zafan,

sin dejar rastros de su hombre.

En las brisas
como si fuera su aliento,
percibe sus sonrisas,

y
en el cuerpo desnudo al viento
sus caricias.

Su voz grave y el acento
como si fuera su eco,
amurallado perdura en su centro.

Sentada en la arena…
día trás día,
en su lejanía,
de un soleado invierno,
espera…
reteniendo las áscuas
de su furor interno.

Él , aguarda a su descanso,

de largos recorridos
por oceanías
navegando,

orando…..para
que el tiempo se fuera acortando,

y
le acerquen las aguas,
para reanimar las flamas,
de lunas pasadas…

Barruntando…
que tierra adentro
pudieran irse apaciguando.

El fuego que les alimenta,
a los buenos tiempos esperan…

Él,
ahí en el horizonte,
mar adentro.

Ella,
afuera,
en su tierra seca.

Tierras que les unió,
practicando
el amor,

en un lugar del mundo cualquiera,

entre palmeras,risas y alcohol,

en un puerto de amarres
de barcos blancos y
altas velas.

Marino de miradas pardas,
barbas grisáceas,
negra afeitada cabellera,
rudas manos,

modales perversos
de puertos y doncellas.

Navega en las oscuras noches
guiándose de las estrellas.

Ella,
alma isleña,
se acomoda al atardecer entre arenas,
reteniendo sola su fuego,
sosteniendolo en su pecho,
sin querer cambiarlo
a otra alacena.

Largo tiempo de espera…..

sintiendo que
el fuego se les altera,

beberán de las quimeras,
para seguir soplando
juntos las ascuas,
y poder
reposar amarrados
en tierra.

Esperanzados,
que ningún nuevo amor,
de las nubes les lloviera.

Hay tanta pasión por ella!!

que en su vida transformada
ya no quiere más doncellas.

Enamorado su corazón
no lo embiste cualquiera.

En el horizonte…

truena la noche negra
entre rayos y vientos
el navío que regresa,

señales de luminiscencia
destella a tierra.

Ella percibe
las misivas
de su pirata
que ya le acercan!!.

Extremecida su piel
corriendo va a la alacena

acicala su fuego,
y su piel aceita,

con una flor roja ,
adorna,
su rizada cabellera.

Arribado ya
a puerto,

y
en el de ,
su bella mulata isleña,

envueltos en un gran abrazo,

la pasión de nuevo les desea,

enlazando sus corazones…

que ni tormentas,ni distancias,

les doblega.

Lecciones de amor
puestas a prueba ….

Anuncios

Un comentario en “Agua y Fuego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s